Saltar al contenido
✶ Tarot del Arcano ✶

Que es el tarot y como funciona

tarot

El tarot funciona como guía espiritual, como un puente con el destino, como adivinación de los misterios del futuro, del pasado y el presente. Sin embargo, es algo más profundo. Se trata de una práctica ancestral que, aún hoy en día, actúa como un afinador de pensamientos y emociones que activa la toma de decisiones. Pero, ¿Qué es el tarot?

¿Qué es el tarot?

El tarot es una baraja de cartas que se puede utilizar para consultar e interpretar hechos, sueños o la adivinación del futuro. La lectura se realiza seleccionando unas cartas de la baraja e interpretándolas teniendo en cuenta el orden y posición en que han sido seleccionadas o repartidas. El tarot se basa en la interpretación pero no tiene nada que ver con la brujería, lo maligno, la hechicería o cualquier acción sobrenatural, que es lo que se suele creer de forma errónea.

¿En que consiste el Tarot?

Encontrar una explicación única y precisa sobre como funciona es poco probable de encontrar. Sin embargo, para entender mejor como funciona es necesario conocer como se conforma.

Mencionamos antes que del tarot se tiene referencias muy antiguas. Primero como juego de cartas y luego fue usado como cartomancia u oráculo. Por lo que queda claro que no es nada malo, ni contraproducente, si no que trata de adivinar el futuro de las personas.

Para llevarlo a cabo debe haber un tarotista que entienda y lea las cartas, un mazo de cartas y, por supuesto, tú que serías el consultante.

La tarotista

tarotista

La tarotista se encarga de leer e interpretar los mensajes de las cartas del tarot. Lo cual supone que tenga el don de la videncia para adivinar y responder tu consulta sin hacer muchas preguntas. Ellas dominan el mundo esotérico en el cual se encuentran los mensajes para ti. Su don les permite adivinar el futuro y pueden decirte las siguientes cosas sobre ti:

  • Describir tu presente
  • Leer tus emociones
  • Predecir tus planes.
  • Examinar tu entorno y sus intenciones
  • Revelar sucesos que están por venir
  • Avisar de amenazas o peligros
  • Aclarar el origen pasado de tu existencia

Encontrarás muchas ofertas de tarotistas, pero muy pocas son realmente las que tienen el don de la videncia, por lo que es importante que tengas en cuidado a la hora de elegir a la tarotista. Cuando acudas a una sesión o llames por teléfono, fíjate en los siguientes aspectos para determinar si son buenas o no:

  1. Hacen pocas preguntas, apenas querrán saber tu nombre y fecha de nacimiento.
  2. No son prejuiciosas, por lo que siempre te brindan soluciones sin criticar por qué has hecho algo.
  3. Siempre quieren ayudar el consultante, por lo que no cobran caro. Sus tarifas son justas y racionales.
  4. No prometen en vano. Jamás te fíes quien te prometa hacerte millonaria ni que te diga cosas impresionantes, pues la tarotista te guía para que siempre tengas los pies sobre la tierra.
  5. Siempre tiene referencias, bien sea que alguien cercano te la recomiende o encuentres en internet las opiniones y comentarios.

Las cartas

cartas tarot

La baraja del tarot actual se basa en el estándar de las 78 cartas que era popular en el norte de Italia en el siglo XVI.

Las cartas de los Arcanos Mayores usualmente representan temas importantes en la vida del consultante. Uno puede ver a los Arcanos Mayores como un cuadro espiritual que el consultante puede usar para trazar su curso a medida que se hace camino en la vida y más allá.

Los Arcanos Menores a menudo lidian con lo terrenal y superficial y cómo el consultante reacciona ante ellos.

Sin embargo, al hacer una lectura las diferencias entre los arcanos mayores y menores a menudo se nublan ya que las cartas interactúan entre ellas y muestran una imagen perfecta de la vida del consultante y sus influencias.

Arcanos Mayores

Los Arcanos Mayores son 22 cartas en los que se representan los principales figuras o arquetipos. Así como también en su diseño muestran momentos de la existencia, las cuales incluso llevan un orden lleno de simbolismos.

Si sigues con atención el orden y su figura, encontrarás en las cartas del tarot la descripción y recreación del mundo terrenal y espiritual. Son los principios fundamentales clave de la vida humana, como la vida y la muerte, dilemas éticos, espiritualidad y la interacción con otras personas.

Los 22 Arcanos Mayores están clasificados como: El Loco, el Mago, la Sacerdotisa, la Emperatriz, el Emperador, el Sacerdote, el Enamorado, el Carro, la Justicia, el Ermitaño, la Rueda de la Fortuna, la Fuerza, el Colgado, la Muerte, la Templanza, el Diablo, la Torre, la Estrella, la Luna, el Sol, el Juicio y el Mundo.

No obstante, su significado no es literal a la figura que presenta. Detrás de cada carta hay varias interpretaciones, manifiestos y enunciados que se relacionan con la tirada y las preguntas que hace el consultante. Es decir, que las opciones de respuestas son casi infinitas.

Arcanos menores

En los arcanos menores encontramos 56 cartas, agrupadas en los cuatro palos tradicionales que todos conocemos; bastos, copas, oros y espadas. Las cuales también aportan información e influyen en la tirada general.

La tirada

La tirada se realiza sobre un tapete de color morado porque es el color del cambio y se necesita una vela blanca, incienso y no cruzar las piernas para dejar que la energía fluya libremente. Ni el consultante ni la tarotista pueden cruzarlas. Una vez se ha creado el ambiente apropiado, hay ocasiones en las que se necesitan unos instantes de concentración y meditación

Hay varios tipos de tirada, como el Juego de las 3 cartas, la Cruz Celta o la de 6 cartas, el Juego de las 11 cartas, el Juego de la Diana, la Estrella de David, el Juego de la Pirámide, etc. Independientemente del tipo de la tirada, hay que barajarlas y cortarlas. Cada cartomántico tiene sus formas y su propio código para hacerlo, el cual sigue de forma muy estricta.

Una vez se ha hecho la tirada, el siguiente paso es interpretar y hacer una lectura.

El consultante

consultante

Te preguntarás porque te explico sobre tu papel en una lectura del tarot, si se supone que solo son las cartas y la vidente. Pues si que juegas un gran papel en toda la tirada. No olvides que estas consultando tu vida, tu destino y tu historia.

Por lo que eres tú misma quien toma las decisiones de acuerdo a lo manifestado durante la sesión. Nadie más es responsable de tu vida, ni las cartas ni la vidente. Escucharás las interpretaciones, observarás la tirada e interiorizarás su mensaje para hacer lo mejor para ti, tu vida, tu bienestar y tu espíritu. Para ello debes prepararte.

¿Qué preguntar al tarot?

Lo que quieras, pero de la manera más precisa. Ten las preguntas escritas con anticipación, si quieres concéntrate en aquellas que sean contestadas con sí o no. Por ejemplo: ¿Ya conozco el amor de mi vida?, ¿me han engañado alguna vez?, ¿Me casaré pronto? Por ejemplo: evita preguntar: ¿Cuándo conoceré a mi pareja? Piénsalo un poco y reformula la pregunta así: ¿Conoceré a mi pareja este año?

Debes relajarte, enfocarte en tus pensamientos y ser abierta para poder hacer mejor conexión con las revelaciones. Nada es definitivo, se trata de interpretaciones, sugerencias y orientaciones que te ayudaran a tomar decisiones en tu vida.

El tarot busca tu bienestar, el reconocimiento de tu vida interior, siempre será en favor de mejorar tu vida y tu fortalecimiento espiritual. Disfrutar de esta práctica ancestral y aprovecharla al máximo para resolver tu dilemas y dudas, es una buena manera de reconectar con tu ser interior, tus proyectos y emociones.

¿El tarot puede ayudarme?

tarot adivinacion

Autocrítica

Independientemente del tipo de tarot (Marsella, Rider-Waite, Aleister Crowley o cualquier otra variante), el objetivo siempre será conseguir que la persona se conozca más a sí misma a través del pensamiento. Es decir, los arcanos invitan a reflexionar y a valorar los comportamientos para actuar después en consecuencia.

A diferencia de lo que se suele creer, una lectura del tarot no predice el futuro ni dice cómo se debe o no actuar. El tarot sirve para que se inicie una especie de autocrítica y pueda detectarse aquello que funciona y aquello que no para conseguir un futuro mucho mejor.

Resolver problemas

Hablar con un buen tarotista significa empezar a ver los problemas de una forma mucho más positiva. Se tiende a ver un obstáculo como algo que llega la vida para hacerla más complicada, más dura, más triste o más desesperante. Pero no es así. La reflexión que nace a partir de una lectura del tarot es para que ese obstáculo empiece a verse como una experiencia que llevará al individuo hacia un futuro mejor si sabe aprovecharlo o redirigirlo.

Cuando se conocen tanto las cosas buenas como las malas que están por llegar, cualquier persona puede prepararse para afrontarlo de una manera mucho más instructiva. Y este es el objetivo principal del tarot.

Aconsejar

Con lo que dicen las cartas y las palabras del tarotista se puede ver cuál es el camino correcto. La lectura acaba con una serie de consejos que pueden seguirse o no porque las personas somos criaturas de libre albedrío y tenemos total libertad para escoger por dónde ir y cómo ir. Aunque lo más recomendable, porque si no la lectura pierde todo su sentido, es seguir lo máximo posible los consejos del tarotista y creer en aquello que han dicho las cartas. Esta es la única manera de mejorar como personas y ver el futuro de una manera más positiva.